Mínimos de Graciela Bonnet

ESO DEL INSTINTO DE CONSERVACIÓN
Eso del instinto de conservación necesariamente me lleva a pensar en los frascos de encurtidos. Esos encurtidos se han achicado a su mínima expresión por efecto del vinagre en que estuvieron metidos durante largo tiempo. Cambiaron en todo, no se parecen a los que eran, ni en la forma ni en el sabor.
Pasa igual con la momia de Tutankamón, luego de tres mil años en el sarcófago, lo que se puede ver es una masa sólida y oscura, algo así como una pasa que no se parece en nada a la uva que alguna vez fue.
Por eso, cuando alguien me dice, ¡pero qué conservada está! Yo pienso en los encurtidos y en las momias.
Viva si, al parecer. Pero lo de conservada, habría que ver en qué clase de vinagre.

VI LA CASA DE LA FOTOGRAFÍA
Vi la casa de la fotografía y pensé que así debe ser la memoria nuestra. Con algunos cuartos clausurados, otros donde la luz del sol llega sólo débilmente. Una casa antigua, extrañamente visitada por una sola persona: nosotros mismos.
Aparte de esto, aunque se vea abandonada y llena de hojas secas, para su dueño es entrañable y vería con horror la alternativa de perderla, aunque a cambio le ofrecieran otra más nueva, con vecinos amables y corteses y recién pintada.
Para mi suerte, la puerta de mi casa se abrió el día en que tú sabías y podías hacerme regresar. Desde entonces disfruto abriendo gavetas y reconociendo retratos de gente que pudo haberse perdido para siempre. Haber recuperado esta capacidad me hace sentir muy afortunada. Porque sólo en esta casa mía está el espejo en donde puedo ver mi rostro.
(Para Carlos Russián)

EL GUL
La abuela árabe narró esta historia fascinante: "El Gul es un hombre horrible, peludo, vagabundo. Se mete entre las pasas y en los frascos de aceitunas a esperar a que algún niño meta la mano. Entonces sale y se lo come:"
Pobre Gul. Me lo imagino antiguo, entre la fruta seca, esperando durante años. Se habrá quedado dormido.
Es que a los niños de ahora ya no les atraen esas chucherías.

2 comentarios:

eziongeber chino alvarez | 22 de marzo de 2012, 12:54

Me gustó muchoooo

eziongeber chino alvarez | 22 de marzo de 2012, 12:55

Me gustó muchoooo

Publicar un comentario en la entrada