Abstinencia. Leonardo Alberto Espinoza



En un capítulo de Seinfield, George el mejor amigo del protagonista decide un día, más por incapacidad que por voluntad, dejar de tener sexo. Abstinencia que lo lleva a convertirse en una especie de sabio. Ya sin la preocupación constante de tener encuentros sexuales con sus fracasadas conquistas, su cerebro despierta y se entrega de lleno al saber, a la cultura y a la ciencia. En los pocos días que dura la sequía voluntaria reprimiendo su naturaleza conquistadora, George logra resolver problemas que ni los más importantes sabios del mundo han resuelto. Lo curioso del asunto es que esto que parece sólo una parodia, es cierto, yo lo viví en carne propia. Apenas ella me dejó, comenzó en mí un renacer intelectual que tuvo consecuencias memorables. En semanas ya sabía cuál fue primero entre la gallina y el huevo; había resuelto el problema del calentamiento global; tenía ya hecho un acuerdo de paz entre israelitas y palestinos  y, estaba a punto de descubrir el gen causante del cáncer, cuando de pronto sin avisar ella me envió aquel mensaje por wassp y aquella foto adjunta, y volví a ser el bruto de siempre. Así que, por ahora, el saber deberá esperar.

FOTOGRAFÍA: Alexis Pérez-Luna 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada