Génesis de Ciudad Mínima. Festival de Microrrelatos



En el 2012, la directora de palabra.lab, Adelaida Jaramillo, planificó junto con el editor de Páginas de Espuma, Juan Casamayor, la visita del escritor peruano Fernando Iwasaki al país.  Fernando iniciaba una gira por Chile que finalizaba en Perú, de tal manera que a través de la gestión de Juan, se coordinó una parada adicional en Guayaquil.  Sin embargo, conociendo que Fernando es también gestor cultural y promotor de lectura, traerlo para una sola actividad era desaprovecharlo, así que Adelaida decidió proponerle a un grupo de gestores jóvenes que hicieran una muestra de cortos (Hidrante Verde) y una antología (Camareta Cartonera).  Luego de la primera reunión acudió a los representantes del espacio NoMínimo y Gkillcity, quienes aportaron con ideas sobre las actividades que podían realizar para formar parte del “festival mínimo”, nombre que en una de las reuniones cambió a “Ciudad mínima” por sugerencia de Jessica Zambrano, integrante de Hidrante Verde.

Con el cronograma del festival armado se buscó auspiciantes que lo apoyen, no sólo económicamente, pero con ideas y difusión; y encontrada la financiación, que en parte salió de la empresa privada, pero también del bolsillo de los amigos, saltó una nueva inquietud: ¿por qué no traer también a Ana María Shua?  Una vez más, Juan puso en contacto a Adelaida con Ani, y entregándole su correo electrónico le dijo: ¿por qué no le preguntas a ella? Shua recibió el correo de invitación en un cyber en Paris mientras visitaba a su hermana y al proyecto le dijo que sí de inmediato.  Con todo asegurado: pasajes, recintos, programa, hotel, y todo aquello que pudiera hacer que el pan no se quemara en la puerta del horno, se invitó a los dos escritores locales: Solange Rodríguez y Luis Carlos Mussó a que prepararan un texto para acompañar a los autores internacionales en una mesa moderada por la crítica, y profesora de todos nosotros, Cecilia Ansaldo, y a José María León y Clarita Medina para que presenten los libros de los autores.  
Ya en el festival, y aprovechando que Fernando es un gran gestor cultural, se definió al segundo invitado, quien por cierto fue el primero en mencionarle la existencia del microcuento a Adelaida, en Guadalajara, un par de años atrás.  Así, lo que estaba supuesto a ser una presentación de un libro, terminó siendo un festival con tres ediciones por ahora, y que ha recibido a gente querida como Andrés Neuman, Edgar Allan García y en esta edición a Alberto Chimal, Carolina Andrade y Jorge Dávila Vázquez.

El éxito de las actividades no sólo se midió con la asistencia masiva a todos los eventos, pero un medidor interesante fue la atención suscitada en los jóvenes de colegios a quienes se les dio la posibilidad de crear para participar en el conversatorio con los escritores.  Sin duda, “Las palabras vuelan” fue el evento más cálido de todos.  Los chicos, ubicados sobre las gradas del Teatro Centro de Arte, soltaron aviones de papel en cuyo interior habían microcuentos que ellos habían escrito para ganarse un cupo en la charla.  Por ese motivo, la propuesta de escritura para jóvenes de colegios regresa en esta tercera edición.

En tres años, el festival se ha convertido en referente de actividades que promueven la micronarrativa en Hispanoamérica, y para honrar el lugar que le han concedido, se incluyeron los Ecos de Ciudad Mínima que contarán con lecturas de microcuentos, movidas tuiteras, escritura de ensayos y difusión del festival por parte de agrupaciones entre las que cuentan como adherentes la Jornada Peruana de Minificción en Lima, Perú; el Taller de escritura creativa Horizontal y el Festival de Escritores SM en Querétaro, México; la Compañía de Ánimas y Asociación Culltural Rumbos en Rosario, Argentina; Esta noche te cuento, Madrid, España; la Jornada Trinacional de Micronarrativa en Santiago, Chile; campaña de escritura @TWLetteratura, Milán, Italia; Ficción Mínima, Caracas, Venezuela; la campaña de lectura Cuentos y más, Buenos Aires, Argentina; la revista Penumbria de México.  Las agrupaciones se siguen sumando al festival con ideas y actividades alrededor de las formas breves en la lectura o escritura.

Los deseos de que el festival siga creciendo se van cumpliendo.  Seguro habrá novedades para la siguiente edición, cuyo invitado ya ha sido seleccionado.

Más información en http://www.ciudadminima.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada