La Paciencia de Rodolfo Lobo Molas

PACIENCIA
En el Senado Romano, Marco Tulio Cicerón comenzó una de sus famosas catilinarias, arrostrándole al Senador Lucio Catilina: ¿Hasta cuándo Catilina abusarás de nuestra paciencia?  Al oír ésto Paciencia salió corriendo, avergonzada y prometiéndose denunciar a su abusador.

ESCÉPTICO  
A mi hija Mariana Lobo Heredia

Cada noche, mientras escribía mis minificciones, el gato negro y blanco de la casa se acercaba y me miraba casi con éxtasis. Yo creía encontrar una mirada conocida en esos ojos extraños y penetrantes cuando nos observábamos por largos momentos sin decir nada. Hasta que un día caí en la cuenta que se parecía mucho a la mirada de mi padre, pero como yo no creía en reencarnaciones pensé que debió ser la brisa que entraba por la ventana, aquel escalofrío que me recorrió la espalda cuando el gato se alejaba con una mueca de sonrisa humana….

MEDUSA 
De pronto se encontró frente a la hermosa estatua de piedra de un apuesto guerrero. Mujer al fin, sucumbió al encanto de tanta gallardía y lo miró a los ojos. La escultura le devolvió la mirada y la Gorgona se convirtió en humano.

DEFENSA
De entre los soldaditos de plomo con cola de sirena, uno sobresalía sentado en un caballito de mar. Desde allí ordenaba al ejército de peces espada para la batalla contra los pescadores… Cuando fue izada la red a cubierta, no entendieron por qué estaban los hilos  cortados.

OJOS

Había tanta dulzura en sus ojos que no pudo resistir. Y se los comió de postre.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada