Paulina Bermúdez Valdebenito. Entre la crítica y la ficción

1944

Deshonra

Le dijeron que no debían mirarla a los ojos, pero ella tuvo la osadía de dejar que le tomaran la mano.

Luego la castigaron y la nombraron la deshonra de su familia.



Baila

Dijo que a sus 67 años jamás había tenido un orgasmo.

Por eso cuando su compañero la atrajo hacia sí, no supo explicar el calor que la recorrió. Pensó que debía ser producto del tango.



Sin título

Cuando despertó, había sido devorado por un hongo gigante. Dentro de él, tuvo maravillosas y sicodélicas alucinaciones.



El dinosaurio

Lo llamaban así porque era un obeso, con una dentadura feroz y olía a demonios. Aún así era el más cotizado entre las chicas de la clase de literatura microficcional.



Evasión

Casi imperceptiblemente el viejito baja el volumen de su audífono para no oír los insultos en la casa de reposo.




Paulina Bermúdez Valdebenito, Viña del Mar, 1983. Egresa el 2007 de la carrera de Pedagogía en Castellano (Universidad de Playa Ancha) y se titula como Pedagoga Teatral en Pontificia Universidad Católica de Valparaíso el 2011. Ha participado en compañías de teatro y conducido varios talleres y cursos. Ha sido ponente en diversos encuentros y congresos de minificción nacionales e internacionales, y organizado seminarios de literatura contemporánea. Es miembro activo de la corporación Letras de Chile desde 2009, donde ha contribuido a potenciar su área de microcuento.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada