Ficticianos en Ficción Mínima





Laurel.
Fecha de nacimiento: 13-01-55
Lugar de nacimiento: Oaxaca, Oax.
Abogada retirada. Llegó a la minificción por accidente y se quedó encallada en Ficticia durante varios años. Siente predilección por las minis miniatura.

URBANIDAD FANTASMAL
—Nada personal— dijo, matándolo del susto.

PUBESCENCIA
La vio, en la esquina de la cancha, su estómago se contrajo y retuvo la respiración:
—¡Elena!, hola.
—Qué tal Luis.
—¿Puedo hablar contigo?
—Ya lo haces ¿no?
—Sí...
—¿Qué ibas a decir?
—¿Vamos al cine el viernes? —Ella se acercaba.
—Claro... —Seguía acercándose.
—¿Segura?
—Si. —Ya estaba ahí, frente a él, sonriendo, con esa sonrisa que congelaba todo y lo hacía sentir como si tuviera mariposas en el estómago. Cerró los puños decidido a hablar.
Elena siguió caminando, se alejaba y él, ahí, sin hablar, sin idea de la conversación ensayada, sintiendo algo en el estómago y con los puños cerrados.

EMPATÍA
Lo amas, ves a través de sus ojos; tiemblas con su recuerdo y sus sueños son ya tuyos. Un día despiertas sintiendo no ser tú. Te acercas al espejo y es él quien te devuelve la mirada.

TIEMPO DE COSECHA
Cuando pregunto a los abuelos por qué han durado tanto, ellos sonríen, se miran con amor y entrelazan sus manos cubiertas de arrugas, vestigio de los pequeños detalles procurados mutuamente a lo largo de los años..., entonces comprendo que el mundo restante, es una nimiedad.

DE AQUÍ A LA ETERNIDAD
Firmó el contrato: tres deseos a cambio de su alma. Al cumplirse el tercero terminaría su vida. En letras pequeñitas se leía: “...cualquier cosa, excepto la inmortalidad”.
El primer deseo que pidió fue tener dinero. Después querría poseer fama y talento. Para terminar solicitó leer todos los libros existentes.

INSTRUCCIONES PARA FUMAR
Contemple el humectador, de cedro barnizado y adornos de plata; ábralo con sumo cuidado, no más de un instante, el suficiente para sacar el puro desnudo de la caja. Observe la anilla y el calibre del habano.
Tómelo con delicadeza por el pie para no dañar la perilla, comprobando que no tiene parte blanda o dura, que el cañón es parejo y doble claro. Con la guillotina decapite la cabeza limpiamente, aspire el bouquet y prepárese a encenderlo.
Cuando lo prenda aprecie el tiro. Extasíese en las espirales de humo que se elevan al cielo, la fortaleza de la bocanada y el aroma inapreciable del tabaco. No haga caso de los gritos histéricos de su vieja que exige se vaya a fumar a la chingada.

DESCUBRIMIENTOS
Y cuando por fin encontró Shan-gri-la pudo observar que Coca-Cola y Mac Donals habían llegado antes.

ECOLUCIÓN
La tablilla encerada se convierte en pergamino que se vuelve libro que se convierte pantalla que se vuelve portaviones que se convierte en huerto que se vuelve un cuento que se convierte en un mundo que se vuelve pequeño hasta convertirse canica en la mano de un niño.

SABIDURÍA PREMATURA
Mientras esperaba oía hablar de enfermedad, guerra y muerte. Envolviéndose en el cordón umbilical se negó a nacer.

KARMA
En cada nueva reencarnación, los errores del pasado lo obligan a suicidarse.

MOS, MORIS
Fiel a su costumbre, llegó tarde a su propio entierro.

2 comentarios:

Rubén Pesquera Roa | 2 de octubre de 2009, 23:52

Querida Laurel... Nada, sólo eso: ¡querida Laurel!

Denisse Navarro | 18 de noviembre de 2009, 16:18

Hola, soy parte del Consejo Editorial de una revista de jóvenes editores y creadores llamada Síncope. Nos encantaría tener en nuestra siguiente publicación una de las minificciones de Laurel, desafortunadamente no contamos con tu mail. Sería grato que nos lo proporcionaras para pedirte de manera un poca más formal tu consentimiento, específicamente nos gustó la de "Descubrimientos"

Esperamos tu respuesta y te dejamos el mail de la revista y el blogspot

sincoperevista@gmail.com sincoperevista.blogspot.com


saludos

Alina Hernández

Publicar un comentario