Mariángeles, con música y espuma



Letra y música

Tiene dedos ágiles y música en su aliento. Sus palabras fluyen en notas leves y armoniosas. Tras la primera discusión, comienza a desafinar. Al igual que el pez, el flautista muere por la boca.



Cacería

El ronroneo huele a noche. La noche muta en pantera. La pantera es negrura sigilosa que sabe vadear el silencio. El silencio precede al pavor, recibe el zarpazo. El zarpazo rasga la tráquea. Antes de morir, oigo el alarido en mi cabeza.



Espuma

Una cinta de tibieza atravesó el cúmulo de arena, se filtró hasta el fondo del pozo y la sacó de su letargo. Había quedado sola. Asomada al borde del nido, buscó a las otras. Algunas, ya iban a mitad de camino; otras, se debatían en el incesante ondular de la playa. Presurosa, fue tras ellas. Era difícil remontar la aridez, pero la fragancia del mar impregnaba su memoria, y sólo quería alcanzarla.
Un picotazo imprevisto cercenó sus ambiciones. Vio la herida en su armadura y supo que la espuma le estaba vedada.



La número uno

Tuve que abrir el paraguas. Un estruendo de ranas brotó de la nube. Corrí unos cuantos metros intentando no resbalar; el cordón de la vereda parecía irse. Cuando llegué a la esquina, el chaparrón amainó, pero otra nube, una bien roja, ya se adivinaba en el cielo. Con la certeza de que el paraguas no sería suficiente busqué cobijo y me armé de paciencia. Ahora tocaba esperar, porque esa no sería la última plaga.



De Cielo de relámpagos, Antología de microficciones y otras instantáneas literarias de autores latinoamericanos. Compilada por María Cristina Ramos. Prólogo de Sandra Bianchi. Neuquén, Editorial Ruedamares, 2008.

Mariángeles Abelli Bonardi. Neuquén, Argentina, 1974. Es profesora y traductora de Ingles. Participó en las antologías Escritura Furtiva (Neuquén, Diciembre 2005) y Cielo de relámpagos, Antología de microficciones y otras instantáneas literarias de autores latinoamericanos (Neuquén, Octubre 2008). Asiste a los talleres de creación literaria coordinados por María Cristina Ramos y Griselda Martínez.

* La imagen pertenece a http://www.odisea2008.com/

8 comentarios:

Anónimo | 14 de octubre de 2009, 11:26

Mariángeles, es una belleza
Con cariño
Thelma

Anónimo | 14 de octubre de 2009, 12:54

Gracias, Thelma. Una alegría que me hayas leído. Un beso, Mariángeles

Anónimo | 16 de octubre de 2009, 12:34

Flaqui: Es hermoso!! Te felicito. Seguì persiguiendo tus sueños. Un besote de tu amiga Verònica

Anónimo | 16 de octubre de 2009, 13:16

¡Ah, Vero que linda sorpresa recibir tu comentario aquí! Una alegría que me hayas leído y que mis micros te hayan gustado. Un beso, Mariángeles

Lidia B. Castro Hernando | 3 de abril de 2011, 11:57

Ahora me explico muy bien, Mariángeles porqué te invitaron a la Feria del Libro de Buenos Aires. Muy merecido premio que nos honra a todos. Un cariño desde Mar del Plata

juana igarreta | 20 de enero de 2013, 6:26

La belleza hecha palabra. Todo un hallazgo para mí. Saludos

Lidia Castro Hernando | 20 de enero de 2013, 13:12

Una prosa poética de gran calidad y belleza, Mariángeles. Gracias por hacérmela conocer. Lidia




Si querés pasar por mi blog, encantada de recibirte:
http://www.escritosdemiuniverso.blogspot.com

Alba | 1 de febrero de 2013, 12:30

Preciosa colección. El segundo, especialmente, me ha puesto la piel de gallina! Y me encanta la construcción. Un abrazo, Mariángeles.

Publicar un comentario