Gotas de tinta y palabreos de Virginia Vidal

Fin de semana
Sábado 15 de Junio de 2013
 |  13
TalCual


Fin de semana

LITERALES

Gotas de tinta y palabreos



VIRGINIA VIDAL


Sabres. Mel Ramos
NU-SHU * Nací con el siglo pasado, como otras mujeres de mi aldea.

Cuando constatamos que en una mujer todos los caminos se queman, fundamos una hermandad. Nos escondíamos en el ático para practicar la escritura secreta llamada Nu-Shu. En abanicos y pañuelos, en cuadernos cuidadosamente plegados estampamos textos de nuestro sistema de escritura y también lo ocultamos en muestras de bordados. Pincel en mano, aguja en mano, evocábamos el cielo de la niñez anterior a la miserable vida matrimonial. Para cada una, de nosotras, todo empezó cuando nuestros padres dieron a un desconocido un papel rojo con la fecha de nacimiento escrita, como prueba del compromiso. A mí me cambiaron por una vaca...

Transcurrió la historia, los ejércitos pasaron y cambiaron uniformes, mas todos buscaron nuestra escritura Nu-Shu decididos a destruirla...

*Homenaje a Yang Huanyi (la última mujer china que dominaba la escritura nushu), escrito antes de su muerte, ocurrida el 20 de septiembre de 2004. Este sistema de escritura se creó hace cuatrocientos años y fue utilizado por las mujeres de la minoría étnica Yao en la provincia de Hunan. Con la desaparición de Yang Huanyi, esta escritura compuesta por setecientos ideogramas perece con ella.

DESPECHO Para poner fin a su desdicha de amante incomprendido, abre las llaves del gas y prende un fósforo. Su departamento y el de su vecino son demolidos por la explosión y treinta y nueve viviendas quedan sumamente dañadas. El suicida es hallado entre los escombros, vulnerado de heridas leves, pero muy aturdido...

MAR INTERIOR Mi antro, que no casa, está rodeado de un mar interior donde nadan peces ciegos, anguilas eléctricas y sobrenadan esqueletos de deseos insatisfechos, impulsos reprimidos, nubarrones, sombras desvaídas, sombras recalcadas, levitaciones, zambullidas, vuelos siderales, retazos de sueños, motas de ensueños, hilachas de retentiva, miedos, deseos, truncos, desviaciones, merodeos, embates del olvido, quebrazón de memoraciones, incursiones en la densidad sigilosa, cera para imprimir llaves, espejos rotos DOBLE VÍNCULO A Eduardo Llanos Borges en Sumatra hizo la pregunta a los aprendices de brujos y luego los lanzó por inextricables senderos bifurcados en laberintos cubiertos de espejos para ser arrastrados hacia un vertiginoso remolino de gatos.

BORRADITA Planché mi mejor vestido y mi alma: ni una arruga. Me cubrí de ungüentos. Me lustré. Relucientes el pelo y las uñas. Delineados ojos y labios. Pintados la boca y los párpados. Perfumada de la cabeza a los pies. Un collar de corales. Mi vestido, enrollado con tu ropa. Ni miraste mis prendas de encaje, mis medias negras con palomas bordadas. Desgranaste mi collar. Enredaste mi pelo y lo tironeaste.

A besos me quitaste la pintura... Ahora me huelo y sólo siento tu olor. Me miro al espejo y estoy completamente borrada, menos los ojos.

ESTACIÓN DEL MIEDO 11-M Subí al tren algo adormilado en el Pozo del Tío Raimundo. Me quedé transpuesto. Un estruendo de piedras acuchilladas, de estallido de luna. Todo humo. Mi corazón en la cabeza. Voló mi ojo y su colgajo guinda de un poste de alumbrado en la Estación de Atocha. Mi brazo yace entre hierros retorcidos. Un dedo de mi mano desparramada echó a rodar mi anillo de matrimonio. Mi oreja extraviada oye a mi mujer declarar en una entrevista que ahora ella va a llevar a nuestro hijo a jugar fútbol...

Virginia Vidal, Santiago de Chile, 1932. Narradora, periodista. Ha publicado, entre otros: Gotas de tinta y palabreos (minificción, 2008); Oro, Veneno, Puñal (2002), Cadáveres del Incendio Her- moso (1990); Rumbo a Ítaca (1998).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada