Tiempo enfermo de Roberto Abad


ROBERTO ABAD (1988, Cuerna- vaca, México) es narrador y músico. Fue incluido en la antología Alebrije de Palabras. Escritores Mexicanos en Breve. Recientemente, tres de sus cuentos fue ron traducidos al francés en la antología Lectures d’ailleurs. Es una de las más interesantes voces de la nueva minificción. VR




LA REBELIÓN DE LAS ESTRELLAS Cada dios tiene su propio universo. Unos lo prefirieron de fondo fulgurante; otros, opaco y tenue; los más tradicionales, blanco. En cambio, el nuestro, lo quiso oscuro, negro, lóbrego (también frío); y la poca luz que se ve, comprueba que incluso las estrellas se rebelan a su mal gusto.

NUEVOS GÉNEROS Alguien en el taller, al presentarse, presumió ser especialista en ranativa. ¿No habrá querido decir narrativa?, pensé, pero bastaron unos segundos para descartar mi deducción, cuando esa persona comenzó a ponerse verde, con los ojos saltones y la piel húmeda, idéntica a la de un anfibio.

SOÑAR CON UN DALÍ Un reloj sueña con un Dalí que se derrite. Un elefante sueña con un Dalí de piernas gigantes, alargadas hasta el cielo. Una granada sueña con un Dalí que vomita a un pez dorado que, al mismo tiempo, vomita a un tigre. En conjunto, cuando despiertan y las luces del museo se prenden, las pinturas descubren que la realidad es otra. No obstante, cuando termina el día y se quedan a oscuras nuevamente, sienten alivio porque al menos en sus horas de siesta pueden vengar las desfiguraciones --ideadas por un loco--, que los conocedores suelen llamar arte.

TIEMPO ENFERMO Los días eran pocos porque el tiempo tenía hambruna y estaba muriendo. Las semanas comenzaron a reducirse: los meses pasaban en quincenas, luego en docenas y así sucesivamente. La vida se adaptó de tal modo que hubo el caso de un bebé al que llamaron Minuto: creció, envejeció y murió en sesenta segundos. Pasmada, la humanidad entera creyó haber perdido la esperanza; sin embargo, un extraño consuelo les quedó al saber que, aun con la fugacidad del momento, el pequeño no se fue sin conocer el amor; el de su madre, quien falleció después de amamantarlo por primera y única vez.

LOS REYES QUE NUNCA SE ENCUENTRAN Izquierda, el alfil, indica uno. La torre, por el frente, mueve el otro. Adelante, el peón, avisa uno. El caballo, cuatro encima, indica el otro. Jaque mate de nuevo, chista uno. Y entre tanto ajetreo, la reina blanca, a la orilla del tablero, piensa que si las cosas siguen así será mejor encontrar otro juego. Hallar uno en el que algún día (si es posible por semanas), pueda reunirse con su rey negro, y amarlo sin ninguna guerra de por medio.

CINE INTERESANTE No era una película de zombis ni de lobos ni de vampiros, ni de ninguno de esos lugares comunes. Era de amor, y daba miedo.

PRIMITIVOS Al final de los tiempos, de todo el lenguaje sólo una vocal sobrevivió, y con ella bastó para contarse la historia del mundo.

ARE YOU TALKIN’ TO ME Qué me ves. ¿Me estás hablando a mí? Más te vale que no. ¿Ah? ¿Qué dijiste? ¿Sabes con quién estás hablando?, ¿sabes realmente con quién estás hablando? ¡Basta, me colmaste la paciencia! Te voy a matar, imbécil, dijo el ladrón, ensayando y cortando cartucho.
Entonces sonó una detonación. La bala salió del espejo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada