Calabacines en el Atico. Antología de minificciones de terror por Santiago Eximeno

CURIOSA
José Manuel Fernández Aguilera

La princesa sonrió complacida al comprobar que la rana cabía, al completo, dentro de la boca de su hada madrina. La hechicera lloró aún con más fuerza e intentó, por última vez, librarse de sus cadenas, pero carecía de poder alguno sin su varita mágica.
            Atrapada en una jaula de dientes, la rana movía con desesperación sus muñones y suplicaba clemencia con la mirada. De sus labios verdosos, aunque muy humanos, surgieron tres palabras:
            —No lo hagas.
El corazón de la chica latía como nunca antes. La emoción y el anhelo ardían en su barriga. Se inclinó con parsimonia y dio un beso dulce a la cabeza del anfibio. Luego saltó hacia atrás; no quería mancharse el vestido.


MADRE AUSENTE
Fernando López Guisado

Madre ausente procura estar fuera todo lo posible, de su estado, de su continente. Habla con su futuro ex marido apenas una vez por semana.
Le gusta el cuenco de saladitos bien lleno, el mini-bar bien surtido y el ProzacTM bien cargado.
Le gusta un retrete de hotel impoluto para diluirse tras el abuso de fotos de un hijo con ocho meses a las tres de la madrugada; la hora en que despertó para encontrar la cuna llena con una estatua de muerte súbita y enterrar su alma de pajarito realizado en una jaula hueca.

Madre ausente procura estar ausente todo lo posible.

1 comentarios:

Virginia S.V. Riesco | 14 de diciembre de 2014, 11:41

Muy bueno tu microrrelato "curiosa", José. Me encantó :)

Publicar un comentario en la entrada