Lolita y el dinosaurio. Daniel Calderón Koch


Cuando desperté, Lolita aun estaba ahí, porque la vida es un sueño, y los sueños, sueños son.

1 comentarios:

rony vásquez | 3 de agosto de 2009, 21:53

Fabuloso!!! un agradable homenaje a nuestra maestra.

Publicar un comentario